Quinua

Posee los ocho aminoácidos esenciales para el ser humano

 

Quinua

Chenopodium quinoa

La quinua posee los ocho aminoácidos esenciales para el ser humano, lo que la convierte en un alimento muy completo y de fácil digestión. Tradicionalmente, los granos de quinua se tuestan y con ellos se produce harina. También pueden ser cocidos, añadidos a las sopas, usados como cereales o pastas e incluso se fermentan para obtener cerveza o chicha, bebida tradicional de los Andes. Cuando se cuecen adoptan un sabor similar a la nuez. La quinua molida se puede utilizar para la elaboración de distintos tipos de panes, tanto tradicionales como industriales, ya que permite mejorar características de la masa, haciéndola más resistente, lo cual favorece una buena absorción de agua. Esto se incrementa si se utiliza una mezcla de quinua y amaranto morado (o alegría). Se efectuaron estudios comparativos de panes, en uno de los cuales se utilizaba una mezcla de quinua y amaranto, y en otro maíz y amapola; y en dicha evaluación se observaron diferencias significativas en la absorción de agua. La harina de quinua se produce y comercializa en Bolivia, Perú y, en menor cantidad, en Colombia. En dichos países, sustituye muchas veces a la harina de trigo y enriquece así sus derivados de panes, tortas y galletas. Desde el año 2007 se está desarrollando su cultivo y consumo en el norte de Argentina y el norte de Chile, y el 20 de febrero de 2013 la ONU declaró el Año Internacional de la Quinua.

Nombre Científico: Chenopodium quinoa

Familia: Amaranthaceae

UNION EUROPEA:

Cumplimos con el Reglamento (CE) No. 178/2002, donde se establecen los principios y requisitos generales de la legislación alimentaria.

Cumplimos con la Directiva del Consejo 91/414/EEC, donde se establecen las normas y procedimientos para autorizar el uso de plaguicidas en productos de alimentos de origen vegetal. Así como el Reglamento EC 396/2005 donde se establecen los "Limites Máximos de Residuos de la UE" y debido a que pueden restringir la entrada de productos que no cumplen o exceden los límites máximos permitidos.

Cumplimos con el Reglamento (CEE) No 315/93, que regula la presencia de estos contaminantes en los productos alimenticios en la Unión Europea y establece los Límites Máximos permitidos.

Cumplimos con el Reglamento (CE) No. 852/2004, relativo a la higiene de los productos alimenticios, tiene el objeto garantizar la higiene de los productos alimenticios en todas las etapas del proceso de producción, desde la producción primaria hasta la venta al consumidor final.